#15. Insomnio

Cuando estas nervios@ y te tumbas en la cama, parece ser que Morfeo se va.

Por nuestra cabeza pasan todas esas cosas que en ese preciso momento no queremos pensar, nos gustaría que se evadieran y no aparecieran hasta poderlas hacer frente pero es que aparecen sin avisar.

Vienen todos los fantasmas que durante el día dejamos a un lado.

Cada día estamos ocupados y distraídos gracias a las personas que nos rodean, estamos inmersos en nuevos proyectos, pero cuando cae el sol y aparece la luna, muchas de las noches que pasamos en vela nos encontramos solos.

Nosotros con nuestros pensamientos, cara a cara y no podemos huir.

Cuando veas que no puedes mas, levántate de la cama, escucha música, mira la televisión un rato, ponte a leer, en realidad, lo que quiero decirte es que te distraigas, no pienses en esto me preocupa, aquello no me ha gustado, olvídate de todo eso y tomate tu tiempo tu tiempo en ti.

Mi consejo es que si tienes a alguien de confianza, ya sea una o dos personas, las que sean en realidad, habla con ellas, escoge una tarde y explica todo aquello que te preocupa, a veces viene al caso y otras no, pero que más da, para eso están los amigos, familia y parejas… Piensa que si te abres con ellos, a lo mejor, las personas a las que les explicas todo aquello que se te pasa por la cabeza y te preocupa incluso haciendo que tengas insomnio, piensa que estas personas pueden que lo hayan vivido alguna vez en la vida o se les haya pasado por la cabeza alguna cosa de la que tu dices.

Así que no estas solo, habla con ellos y te podrán ayudar, quizás no te den unos buenos consejos o puede que sí, o quizás te hablen y te digan alguna idea que te aclaré la cabeza, ¿Quién sabe si te pueden ayudar?, pero esta pregunta no te la podrás responder si no hablas y si no lo haces, a lo mejor, Morfeo seguirá sin aparecer.

Anuncios

#14. Cambios constantes

Crecemos y todo cambia, ya no somos niños jugando en un parque, ni con sus amigos distraídos, hemos crecido y eso lo sabemos.

Tenemos muchas complicaciones y contra más crecemos más responsabilidades. Ya no creemos en el país de nunca jamás, sino, que debemos ser adultos demasiado pronto.

Estos cambios que vivimos, depende de como seamos lo llevamos mejor o peor, pero hay personas que viven con el síndrome de Peter Pan, que se niegan a crecer y no maduran.

Lo correcto es crecer cuando debemos y no querer ser adultos antes, cada etapa de nuestra vida esta compuesta por unas pruebas que nosotros mismos nos ponemos y tenemos que pasar.

¿Sabéis que existen variaciones del cuento de Peter Pan y que al final hasta esté se cansaba de no crecer nunca?

Pues sí amigos, hasta el más inmaduro se cansa de serlo, quiere responsabilidades y quiere convertirse en una gran persona, pero esto solo lo conseguimos luchando por lo que queremos, por nuestros sueños y nuestras formas de vida.

#13. Agradecer

Todos tenemos algo de orgullo dentro de nosotros, pero lo que debemos de hacer es dejarlo a un lado en ciertos momentos, porque por culpa del orgullo se han destruido demasiadas cosas y eso no es bueno.

Debemos agradecer todo lo que hemos recibido y todo lo que esta por venir porque cuando luchamos por algo esto nos lleva a que consigamos unos frutos, a lo mejor, no es lo que esperamos y nos encontramos con otros resultados pero eso a veces es mejor que nada.

Durante el camino que recorremos en esta vida, hay personas que nos acompañan y otros que nos abandonan, pero a todos ellos les debemos agradecer algo, como por ejemplo:

  • A los que siguen les deberíamos dar las gracias por seguir apoyándonos y ayudarnos en todo lo que puede, en definitiva, por seguir día tras día.
  • A los que nos abandonaron deberíamos darles las gracias por habernos hecho fuertes, por habernos dejado aprender a dejar ir a alguien y por darnos el coraje suficiente de darnos cuenta de que fueron importantes en su día.

Cada mañana agradece que estas aquí, con tus seres queridos, con tus manías, tus defectos y virtudes, pero estás vivo, da gracias por ello y por todo lo que tienes, valorarlo y siente todo como si fuera la primera vez.

Hay momentos muy especiales en nuestro día a día pero como vivimos con prisa no nos damos cuenta, así que hay va un consejo de mi parte: cuando te despiertes abre los ojos y mira a tu alrededor, párate durante unos instantes y piensa en todo aquello que quieres hacer hoy, mentalizate y ves a por ello, durante el día te encontraras con obstáculos, tú trabajo es sortearlos, cuando estés con amigos disfruta del tiempo que pasas con ellos y si estás solo, igualmente disfruta de este tiempo, porque créeme, hay pocas veces que estemos solos y lo valoremos.

Vive tu vida y sigue siendo feliz.

#12. Recuerdos de antaño

recuerdos de antaño

Te acuerdas cuando ibas a casa de tus abuelos y siempre te esperaban en el recibidor para decirte: “que grande te has hecho”, y en realidad te hacían feliz pero sabes ahora que no habías crecido nada ya que los veías cada dos días, más o menos.

Recuerdo sentarme en la mesa y escuchar mil y una batalla sobre mis padres, tíos o primos…

El olor a comida, era tan real, que no era comida para cinco, sino para un regimiento y sinceramente, siguen cocinando así.

Esos saltos en la cama de los abuelos, que te escondías después debajo de ella jugando al escondite para quedarte un rato más.

El tocadiscos con sus vinilos, todas esas historias que escuchamos a través de la música.

Coje esos recuerdos y guárdalos por y para siempre, porque son reales e infinitos como nuestros abuelos.

#11. Quédate con aquello que ames

Siempre me han dicho que me quedara con aquello que me proporciona una seguridad, pero he de decirles a todos ellos, que la mejor decisión de mi vida ha sido quedarme contigo.

No seras el mejor ni perfecto, pero yo te quiero con tus imperfecciones, con tus manías y tus locuras, porque así se acepta a tu amor verdadero sin quererlo cambiar, porque sino, no estaremos con aquella persona que nos enamoro des de un principio.

Que sí, que me das seguridad, pero lo mejor esta por llegar, no quiero pensar en un mañana, sino que quiero vivir contigo en el presente, que se creen momentos de risa, de llanto y de miedo, pero que estén nuestras manos para apoyarnos mutuamente.

Que el miedo siempre va ha existir, pero sabes que, ya lucharemos mañana, hoy solo prefiero mirarnos a los ojos y sonreír.

#10. No solo hay superhéroes, también existen las superheroínas.

Ella estaba perdida y él la encontró, ¿demasiado típico no crees?

Crecemos en un mundo donde los superhéroes nos salvan a nosotras, que se piensan que somos delicadas y necesitamos su ayudan, pero se equivocan amig@s míos.

Nosotras nos valemos por nosotras mismas, no necesitamos que nadie venga a nuestro rescate, que nos sabemos defender, que estamos cansadas de escuchar que valemos poco o que no sabemos hacer casi nada

Pero hoy en día estamos igual de preparadas que ellos, que no somos inferiores y que luchamos por ganarnos nuestra propia igualdad ante los “superhéroes”.

Somos personas y humanos, nadie es más que nadie, todos somos iguales, así, que el mundo esta lleno de superhéroes y superheroínas.

#9. Rendirnos…

Y que pasa si nos rendimos, ¿hay algo que hagamos mal? Si, la gente nos juzgará por ello pero somos nosotros los que debemos vivir.

Tú eliges como quieres hacerlo.

Hay tantas maneras de vivir que cada uno hace sus planes, su vida, pero llegan y se meten en la de los demás y hay personas que no dejarán nunca de hacerlo.

Así que cuando te sientas abrumado o cansado y veas que ya no puedes más, lo que has de hacer es priorizar todo aquello que tiene máxima importancia para ti, deja a un lado aquello que ahora no puedas realizar y no te sientas mal por dejarlo de hacer, por RENDIRTE, porque somos humanos y como tales no podemos abarcar todo aquello que quisiéramos.

Pero una cosa te diré, jamas te rindas en seguir tus sueños, nunca dejes de luchar por ellos, porque el día de mañana te arrepentirás de no haberlos seguidos.

Así que ríndete sin miedo y sobretodo ríndete con honor, porque tú eliges como vives y que es lo que tiene importancia para ti.

 

#8. Se empezó a querer

Y allí estaba ella, esperando a arreglarse, delante del espejo interior de su armario, no sabia que ponerse, total no le habían dicho donde ir.

Se recoge el pelo en su típico moño, se pone la crema hidratante por su cuerpo, ese cuerpo que pocas personas conocen, se maquilla algo mas de lo que hace siempre, sus labios de color burdeos, en sus ojos una fina raya negra y sus sombras oscuras.

Se planta dentro de su vestidor y va a optar por algo que no falla nunca, un conjunto de ropa interior de encaje, su camiseta blanca de pico y sus Levi’s y unas tenis muy de moda; hoy esta que ella se come el mundo.

Se suelta el moño que lleva de estar en casa y se promete a ella misma que a partir de ese día no volverá a verse como alguien inferior, tiene ganas de sentirse diferente… Guapa y sexy…

Quiere brillar por y para ella misma y no por y para los demás, porque total que mas da la opinión de los demás si tenemos que amarnos nosotros mismos.

#7. Levanta la cabeza

Vivimos en un mundo dónde tenemos las manos ocupadas y no por otras manos sino por un aparato electrónico y eso no debería ser así.

Veo a todas horas personas con sus amigos tomándose algo en una terraza y no se miran a los ojos, su mirada esta clavada en la vida de los demás por eso se ignoran estando juntos.

Después se escucha, “tío, no se nada de ti” y al otro que responde “tú que no me hablas”.

Ya pocas llamas se hacen, pocas tardes de charla y cartas, risas y llantos. Pocas tardes de cine y palomitas y también el café de después para comentar la película, pocas veces vemos abrazos sinceros y miradas que se dicen te quiero.

Ya todo es efímero, se nos está escapando el contacto social real, ya vivimos a través de pantallas y demostramos solo lo que queremos que la gente vea.

Que la vida no es más bonita si publicas a cada hora lo que haces, que a veces, vale más unas risas y ser confidente de alguien y que nadie más se entere, poca gente recordará lo que era quedar a la puerta del instituto para pasarte dos horas en un banco de tu ciudad o en una simple cafetería hablando de todo y de nada a la vez.

Que bonito es mostrar nuestra felicidad por redes sociales, pero es aún más autentico vivirlo y recordarlo.

Así que ten esto presente, que hay poca gente a tu alrededor que vive sin esta necesidad continúa de querer mostrarlo todo, aprecia a las personas que tienes delante y te brindan su apoyo o su tiempo porqué lo están perdiendo por ti y quizás cuando te des cuenta, levantes las cabeza de tu móvil, alomejor y solo alomejor ya no estarán.

Aprovecha cada instante con tu familia, pareja, amigos… Porque cada momento es único.

#6. No juzguemos

no juzguemos

Que ni los malos son tan malos, ni los buenos tan buenos, que cometemos errores, que somos humanos.

Que no hace falta criticar para saber lo que hemos hecho cada uno de nosotros, mírate el ombligo antes de hablar y espera a estar limpio.

ESPERAR es esa palabra clave, porque jamas estaremos libres de haber hecho siempre lo correcto.

Tenemos fallos pero estos siempre perduran para los demás, en cambio, ¿cuántas personas se acuerdan de lo que hiciste correctamente? ¿Pocas no?

Así que no te desanimes, hagas lo que hagas te juzgaran pero tú debes seguir haciendo tu camino como tú quieras y sobretodo no juzgues y da ejemplo, así quizás poco a poco haremos de este mundo, un mundo mejor.